martes, 23 de febrero de 2010

TU VIDEO-CLUB



NO PUEDES COMPRAR MI AMOR ( 1987 )

Director: Steve Rash, Guion: Michael Swerdlick, Musica: Robert Folk.

Patrick Dempsey ( Ronald Miller ), Amanda Peterson ( Cindy Mancini ), Courtney Gains ( Kenneth Warman ) , Sharon Farrell ( Mrs. Mancini ), Dennis Dugan ( David Miller ), Seth Green ( Chuckie Miller )

Argumento: Ronald Miller se da cuenta en su ultimo año de Bachiller que no es totalmente feliz. Su ilusión seria formar parte del grupo de los más populares de su instituto, pero ellos no saben ni que existe. Cindy Mancini, la jefa de las animadoras tiene un serio problema, y solo Ronald puede ayudarla, a cambio de que le ayude a ser popular.

Opinión: Entretenida comedia, con un guion muy original. si la comparamos con el resto de películas para adolescente que deambulaban por nuestros video-clubs, a mediados de los 80.
La película intenta fusionar con éxito, la clásica comedia romántica con los films de adolescentes, que tanto triunfaban en aquellos tiempos.
Los gags son tremendamente divertidos, sin caer en el mal gusto, ni en las bromas sexuales. Las chicas son preciosas, aunque no llegan a mostrar plenamente sus encantos, y es que no hay que olvidar que la película esta producida por Touchstone Pictures ( 1,2,3,Splash; Aventuras en la gran ciudad ) propiedad de Walt Disney Pictures.
Eso significa humor blanco y puro ( al estilo Disney ) , por lo que los guionistas tuvieron que ingeniárselas para obtener una comedia divertida, que gustara al publico adolescente , pero sin hacer lo mismo que estaban haciendo todos los demás ( y por lo que lograban excelentes resultados en la taquilla ).

El resultado fue mucho mayor de lo esperado, ya que solo en USA logro recaudar 31.623. 833 de Dolares . Su éxito se basa, no solo en su guion, sino en la química que hay entre la pareja protagonista, compuesta por Patrick Dempsey y Amanda Peterson, ambos con poca experiencia en el sector, pero con excelentes dotes interpretativas. Patrick consiguió el premio al mejor actor juvenil en los Young Artist Awards, mientras que Amanda obtuvo una nominación a la mejor actriz juvenil por dicha película.

En este tipo de cintas juegan una baza muy importante los secundarios, y en esta no iban a ser menos. Courtney Gains ( Admiradora Secreta, Regreso al Futuro ) muy popular en aquellos tiempos, hace una estupenda interpretación del amigo de toda la vida del protagonista; junto al todoterreno Seth Green ( Scott Maligno en la Trilogía Austin Powers ) , que ya en sus primeros años nos dio muestra de su talento, dando vida al repelente hermano pequeño de Ronald.
Cabe destacar a los veteranos Dennis Dugan ( Un astronauta en la corte del Rey Arturo )y Sharon Farrell ( McQuaide, Lobo Solitario ) como padres de los protagonistas, la bailarina Tina Caspari ( Mi amigo Mac ) , la pop-star Paula Abdul, en un pequeño cameo ( es la responsable de la coreografiá del film ) y el popular presentador de concursos en USA, George Gray, en una de sus escasas apariciones en la gran pantalla.

Inexplicablemente, ningún productor aposto por volver a unir a los protagonistas del film en un nuevo proyecto.

Después de esta película, Patrick continuo haciendo comedias de corte muy similar, por lo que cayo en el encasillamiento. Gracias a sus papel en la serie Anatomía de Grey, logro una nueva oportunidad.
Amanda no obtuvo el éxito que se merecía, actuando en películas de poca repercusión, o series de tv de poca duración . Actualmente se desconoce que ha sido de ella.

Conclusión:

Excelente comedia, supervisada por la atenta mirada de los estudios Disney,logrando triunfar con un producto para toda la familia, en unos tiempos en que el publico al que iba destinado el film, pedía un poco de pimienta ( y algo más ) en sus películas. En 2003 se realizo un remake de dicha cinta, titulado Love Don't Cost a Thing, con una calidad muy inferior, por lo que solo consiguió almacenar polvo en las estanterías de los video-clubs yankies.

1 comentario:

Crónicas de Sepelaci dijo...

Anda que no molaba esta peli. La ví en tu casa ¿no?
Ah, los ochenta...
Un saludín