jueves, 12 de enero de 2012

SEUDÓNIMOS DE CINE


En algunas ocasiones, director y guionistas han tenido que suplantar su nombre por otro falso, utilizando así un seudónimo. Las razones que les obligaron a utilizar dicho recurso son múltiples. Vamos a conocer algunos de los seudónimos más curiosos.

Alan Smithee: Es un de los seudónimos más conocidos y temidos en el mundo del cine. Es utilizado principalmente por directores cuando han sufrido diferencias creativas con producción y no se hacen responsables del resultado final. El primer titulo en el que fue utilizado dicho nombre fue el western La ciudad sin ley (1967) de Robert Totten y Don Siegel. Totten fue despedido por sus diferencias con el actor principal, Richard Widmark, y reemplazado por Siegel, que rechazo la autoria del film, porque habia rodado menos metrage que Totten. Existen cientos de filmes con dicho alias, que esconden a realizadores como Dennis Hooper, Sidney Lummet o John Frankeheimer, entre muchos otros.

P.H.Vazak: Sobrenombre utilizado por el guionista Robert Towne, que tras presentar el guión del film Greystoke, la leyenda de Tarzán (1984), el estudio contrato a Michael Austin para que lo reescribiera. El resultado era tan distinto al original que el autor firmo su co-autoria del guión como Vazak, el nombre de su perro. Curiosamente, fue nominado al Oscar como mejor guión original.

Salvador Maldonado: Alias que usa profesionalmente la gran escritora Lola Salvador, autora de los guiones del Films como El crimen de Cuenca (1980), Las bicicletas son para el verano (1984) o Barrios altos (1987).

Jess Franco: seudónimo bajo el que se esconde el realizador español Jesús Franco. Con una filmografía compuesta por 192 títulos, ha utilizado otros sobrenombres como Clifford Browm, Chuck Evans, Candy Coster o Lulu Laverne, por citar solo unos pocos.