jueves, 24 de marzo de 2011

IN MEMORIAM


Elizabeth Taylor (1932-2011)


Todo en esta vida tiene un principio y un final. Para todos aquellos cinéfilos, no tenemos más remedio que asistir al final del Hollywood clásico, aquel en las historias lograban hacernos soñar, en que los actores reinaban en aquellos sueños. Cada vez, son más las estrellas de aquel Hollywood que nos van dejando.
Por desgracia, en esta ocasión me veo obligado a escribir un articulo de despedida, a la dueña de los ojos más bonitos del séptimo arte. En muy pocos ocasiones, una actriz ha conseguido despertar en el publico una fascinación parecida. Marilyn Monroe, era el sex simbol, Ava Gadner, la pasión, Audrey Hepburn, la ternura, Katherine Hepburn, la entereza.
Elizabeth Taylor tenia un poco de cada una de estas virtudes, lo que al mismo tiempo la convertía en única.



Elizabeth Rosemond Taylor nació un 27 de febrero de 1932 en Hampstead, Londres. Hija de inmigrantes estadounidenses, regreso a America, poco antes de empezar la segunda guerra mundial. Su madre, una actriz retirada, quería que la pequeña Liz llegara donde ella no pudo, por lo que la presento a multitud de pruebas, participando en anuncios publicitarios, así como en varios films, ejerciendo de figurante.

En 1943 realizo su primera intervención como actriz de reparto, La cadena invisible (1943) de Fred M. Wilcox, dentro de la serie de films sobre la perra Lassie. Su participación fue del agrado de los productores, interviniendo en otro titulo de la serie El Coraje de Lassie (1946), también de Wilcox. Otros films de aquellas primera etapa son: Fuego de juvetud (1944) de Clarence Browm, junto a Mickey Rooney; Recursos de mujer (1947) de Michael Curtiz; Así son ellas (1948) de Richard Thorpe; Mujercitas (1949) de Mervyn LeRoy; o El padre de la novia (1950) y su continuación, El padre ya es abuelo (1951), ambas de Vicente Minelli.

También demostró su talento en películas de corte dramático, destacando las interpretaciones que realizo en Cynthia (1947) de Robert Z. Leonard, Traición (1949) de Victor Saville, junto a Robert Taylor; o Un lugar en el sol (1951) de George Stevens, donde coincidió por primera vez con Montgomery Clift, volviendo a trabajar juntos en El árbol de la vida (1957) de Edward Dmytryk; y De repente, el ultimo verano (1959) de Joseph Leo Mankiewitz. Liz Taylor fue la mejor amiga de Clift, apoyandole en todo momento, principalmente después del accidente sufrido por el actor, el 12 de mayo de 1966, durante el rodaje de El árbol de la vida.

Aunque en un principio, los primeros papeles principales de Liz eran en cintas de aventuras como Ivanhoe (1952) de Richard Thorpe, o La senda de los elefantes (1954) de William Dieterle, a medida que fue desarrollando su capacidad dramática, se le asignaron otros de más relevancia como La ultima vez que vi Paris (1954) de Richard Brooks, Gigante (1956) de George Stevens, junto a James Dean y su gran amigo Rock Hudson; La gata sobre el tejado de Zinc (1958) de Richard Brooks, junto a Paul Newman, Una mujer marcada (1960) de Daniel Mann; o la superproduccion Cleopatra (1962) de Joseph Leo Mankiewitz , recordada por conocer en su rodaje a Richard Burton, y la película que casi consigue arruinar a 20 th century Fox.

La vida amorosa de Liz Taylor, ha sido tan apasionante como la de cualquiera de los personajes a los que daba vida.

1º- Conrad Nicholas Hilton (1950-1951) Magnate de los imperios Hilon
2º- Michael Wilding (1952-1957) Actor Britanico
3º- Michael Todd (1957-1958) Productor de teattro y cine estadounidense
4º- Eddie Fisher (1959-1964) Cantante estadounidense
5º- Richard Burton (1964-1974) (1975-1976) Actor Britanico
6º- John Warner (1976-1982) Senador estadounidense
7º- Larry Fortensky (1991-1996) Obrero de la construcción estadounidense



Con Richard Burton protagonizo una serie de películas, algunas espectaculares, otras no tanto.

Hotel Internacional (1963) de Anthony Asquith
Castillos en la arena (1965) de Vicente Minelli
¿Quién teme a Viginia Woolf? (1966) de Mike Nichols
La Mujer Indomable (1967) de Franco Zeffirelli
Doctor Fausto (1967) de Richard Burton y Nevill Coghill
Los Comediantes (1967) de Peter Glenville
La Mujer Maldita (1968) de Joseph Losey
Bajo el bosque lácteo (1972) de Andrew Sinclair
Pacto con el diablo (1972) de Peter Ustinov

En la ultima parte de su filmografia, marcada por sus frecuentes problemas personales, podemos encontrar a una Liz muy desigual, con varias interpretaciones magistrales y otras muy faciles de olvidar. Destacamos las siguientes:
Reflejos en un ojo dorado (1967) de John Huston, con Marlon Brando, Ceremonia secreta (1968) de Joseph Losey, con Robert Mitchum; El único juego de la ciudad (1970) de George Stevens, con Warren Beatty; Salvaje y peligrosa (1972) de Brian G. Hutton, con Michael Caine;Miercoles de ceniza (1973) de Larry Peerce, con Henry Fonda; o El espejo roto (1980) de Guy Hamilton, con Tony Curtis y Rock Hudson.
A mediados de los 70, se dedico a realizar Tv Movies, como el drama belico Victoria en Entebe (1976) junto a Kirk Douglas, la comedia Entre amigas (1983) con Carol Burnett, el western Poker Alice (1987) junto a George Hamilton, la adaptacion de la obra de Tenessee Williams , Dulce pajaro de juventud, con Mark Harmon, la satira Malicia en el pais de las maravillas (1985), donde daba vida a la cronista de la prensa rosa Louella Parsons (1881-1972), y la comedia Esas chicas fabulosas (2001) , junto a Shirley McClaine, Debbie Reynolds, y Joan Collins.

Obtuvo muchos galardones a lo largo de su carrera. Los más recordados son sus dos oscar por Una mujer marcada y ¿Quien teme a Virginia Wolf?; Oso de plata en el festival del Berlin por Pacto con el diablo; el David di Donatello de la Academia del Cine Italiano, por la pelicula Salvaje y peligrosa; Principe de Asturias de la concordia en 1992 y Premio humanitario Jean Hersholt en 1994 por su colaboración en la lucha contra el sida, por la que perdio a su buen amigo Rock Hudson.

Hasta siempre Liz