miércoles, 24 de noviembre de 2010

EL CRITICAZO


The Karate Kid ( 2010 )

Director: Harald Zawrt; Guion. Christopher Murphey, basado en la historia original de Robert Mark Kamen.
Jaden Smith / Dre Parker; Jackie Chan / Mr. Han; Tarahi P. Henson / Sherry Parker.

Argumento:
Dre Parker viaja junto a su madre hacia China, por motivos de trabajo. Todo se complica cuando un matón local empiece a molestarle. Dre es ayudado por Mr. Han, un hombre que se ofrece a enseñarle artes marciales para defenderse de sus agresores.

Opinión:

Correcta puesta al día,de aquel clásico del cine juvenil de 1984, recuperado para que las nuevas generaciones recuperen valores tan fundamentales como el esfuerzo, la superación y la amistad. Harald Zwart, habitual en comedias de consumo como Super Agente Cody Banks o La Pantera Rosa 2, respeta el encargo con la máxima dignidad, ofreciéndonos un buen espectáculo pero en ocasiones podemos apreciar que esta más perdido que el propio protagonista del film.

La película tiene varios puntos que no encontramos en la anterior versión, y realmente son muy adecuados, ofreciéndole un punto de originalidad a la cinta

Jaden Smith logra una interpretación convincente aunque no llega a ser tan entrañable como aquel ya mitico Daniel San al que dio vida el ahora semi-desaparecido Ralph Macchio. Eso si, Jaden funciona muy bien en los momentos dramáticos, suponemos que su padre ( es hijo del actor Will Smith ) lo ha instruido correctamente. La gran sopesar de la película es Jackie Chan, ofreciéndonos un registro totalmente diferente al que nos tenia acostumbrado, y que logra demostrar que es algo más que una versión graciosa de Bruce Lee.

La música de James Horner es correcta, pero no consiguió hacernos olvidar a la de Bill Conti. Los combates son espectaculares, aunque le quita ese punto adecuado de veracidad que tenia la cinta original y las escenas de humor son efectivas pero sin pasarse.

En definitiva, la nueva versión de The Karate Kid logra el objetivo de adaptar, dignamente, para los jóvenes del siglo XXI, una de las películas mas emblemáticas de los 80. El problema es que aquellos que ya pasamos los 35, no podemos evitar el compararla con la cinta original, ya que esta no logra cautivarnos de la misma forma. Se que son películas distintas y así es como hay que visionarlas, pero con un referente tan grande, las comparaciones, por desgracia son inevitables.