lunes, 23 de abril de 2012

EL PRESUPUESTO MALDITO


En ocasiones, los magnates del séptimo arte creen que cuanto más dinero se invierte en un film, más beneficios obtienen. Pero el mundo del cine es totalmente impredecible, y nunca sabes cuando vas a tener un éxito de taquilla… o un fracaso.

- La Reina Kelly (1929) de  Erich von Stroheim, es un proyecto que produjo la gran diva del cine mudo Gloria Swanson, con la ayuda de su amante, el banquero Joseph P. Kennedy. Bajo la dirección del controvertido Stroheim, la cinta tenia una duración inicial de cinco horas. Las continuas diferencias del director con Gloria Swanson y las muchas variaciones del presupuesto original, originaron su despido. Kennedy no quiso invertir un dólar más y la película fue cancelada. En 1985 Kino International adquirió los derechos del material rodado, montando una versión de 101 minutos.

Los Ángeles del infierno (1930) de Howard Hughes, es una film sobre los pilotos de guerra durante la primera guerra mundial. Con multitud de escenas de combate aéreos reales (no se utilizaron maquetas), la película tardo en realizarse más de tres años, con un coste total de 4 millones de dólares.  Muchísimos críticos la tacharon de fracaso absoluto, pero finalmente, la película resulto ser todo un éxito.

Cleopatra (1963) de Joseph L.Mankewicz, es conocida por ser un film totalmente excesivo. Con un coste de 44 millones de dólares, y una duración de seis horas, casi logra llevar a la quiebra a la Twenty Century Fox. La película sufrió muchas variaciones en su duración, proyectándose una versión de cuatro horas, y finalmente una de 192 minutos. Actualmente existe una versión de cinco horas, y están trabajando en obtener todo el metraje original. A causa de sus continuos problemas, supuso el final de las películas épicas conocidas como Peplum, producidas por un gran estudio.

- La Puerta del cielo (1980) de Michael Cimino. Curioso anti-western, tuvo un coste de 44 millones de dólares, pero solo logro recaudar tres millones en USA. Además de originar multitud de deudas a United Artist, también significo un duro revés en la carrera del director. Esta considerada un clásico maldito.