sábado, 6 de noviembre de 2010

IN MEMORIAM


JILL CLAYBURGH ( 1944 - 2010 )

Dentro de la memoria de cada cinefilo, destacan varias interpretaciones que para cada uno, dentro de su criterio, son únicas e inolvidables. Para ello no son necesarios millones y millones de taquilla o estar siempre entre los actores más cotizados. Solo es necesario el talento.

Yo pienso que muchas de esas interpretaciones ha escrito gran parte de la historia del séptimo arte.

Jill Clayburgh lo consiguió en su papel de Erica en Una mujer descasada. Tristemente nos dejo el pasado 5 noviembre, y este es mi mas sincero homenaje.

Jill Clayburgh nació en Nueva York, el 30 de abril de 1944. Gracias a la buena situación económica de su familia, estudio en las mejores escuelas, donde tomo la decisión de convertirse en actriz.

Tras varias representaciones en Broadway, a finales de los 60, participo en varias series de televisión, hasta que finalmente dio su salto definitivo en el mundo del cine. Sus primeros papeles eran como actriz de reparto en films como El Ladrón vino a cenar ( 1973 ) de Bud Yorkin, junto a Ryan O´Neal; El Hombre Terminal ( 1974 ) de Mike Hodges, con George Segal; o El Expreso de Chicago ( 1976 ) de Arthur Hiller, junto a Gene Wilder y Richard Pryor. Ese mismo año protagonizo la película Los Ídolos también aman, de Sidney J. Furie, dando vida a la malograda actriz Carole Lombard. Dicho papel le valió el reconocimiento necesario para dejar los papeles secundarios para siempre.

En 1978 fue nominada a la mejor actriz por su papel en la película Una mujer descasada , de Paul Mazursky, consiguiendo también varios reconocimientos en los premios BAFTA, Bodil, El Festival de Cannes, Los Globos de Oro, y las Asociaciones de Criticos de New York, Los Angeles, junto a la mayor de todas, The National Society of Film Critics USA.

Al año siguiente volvió a ser nominada a la mejor actriz por intervención en Comenzar de nuevo, de Alan J. Pakula, junto a Burt Reynolds, con el que había coincidido en el film Dos más uno igual a dos ( 1977 ) de Michael Ritchie.

Del resto de su filmografía podemos destacar: La Luna ( 1979 ) de Bernardo Bertoluchi; Ahora me toca a mí ( 1980 ) de Claudia Well, junto a Michael Douglas; Mi Querida Señora Juez ( 1981 ) de Ronald Neame, con Walter Mattau; Hanna K. ( 1983 ) de Costa-Gavras; Donde están los niños ( 1986 ) , de Bruce Malmuth, o Vidas Distantes ( 1987 ) de Andrey Konchalovskiy, junto a Barbara Hershey.

En los años 90, los nuevos cineastas no supieran utilizar el talento de Jyll, por lo que se vio relegada a protagonizar numerosos telefilmes y películas de segunda fila, aunque podemos rescatar Susurros en la oscuridad ( 1992 ) de Christopher Crowe; Desnudo en Nueva Yok ( 1993 ) , fallida comedia coral, de Daniel Algrant; y Solo los tontos se enamoran ( 1997 ) de Andy Tennant, comedia romántica al servicio de la explosiva Salma Hayek y el gracioso de la serie Friends, Matthew Perry.

Fue compañera sentimental de Al Pacino durante 5 años. En 1979 se caso con el guionista David Rabe ( La Tapadera ) , con el que tuvo dos hijos. Michael y Lily Rabe, también actriz. Ambas coincidieron en el film Never Again ( 2001 ) de Eric Schaeffer

Gracias Jill, y hasta siempre



2 comentarios:

Francisco Javier x dijo...

Totalmente de acuerdo. Gran actriz y gran película que en su día me gusto, y que vuelta a ver recientemente me parece que no se merece el olvido en que quedó, tanto la película como Jill
DEP.

Francisco Javier x dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.