miércoles, 9 de diciembre de 2009

ESPECIAL KIRK DOUGLAS 93 ANIVERSARIO



EL ULTIMO GRAN ACTOR

Cuando yo era un niño, solía jugar con mis amigos a ser héroes del cine. Cada uno de nosotros escogía un actor. Yo, Burt Lancaster; Yo Errol Flynn; Yo, John Wayne...
En esta ocasión quiero rendir homenaje a un actor que siempre ha sido un héroe, tanto dentro como fuera de la pantalla.

Su nombre es Issur Danielovitch Demsky y nació un 9 de diciembre de 1916, en Nueva York, hijo de inmigrantes rusos y único varón de siete hermanos, sus primeros años no fueron nada fáciles. La figura de su madre, fue fundamental en su infancia, apoyandole firmemente en todos sus proyectos, al contrario que su padre, que descargaba su ira en el pequeño Issur. Estos echos definirían más tarde su carácter, en sus películas y en su vida.

Se graduó en letras en la universidad de St. Lawrence, aunque para pagar sus estudios tubo que hacer diversos trabajos , como camarero, dependiente e incluso boxeador.
Consiguió una beca en la escuela de arte dramático en Nueva york, y gracias a su talento, logro introducirse en Broadway, donde obtuvo una estimable experiencia teatral. Más tarde le llegaria su primera oportunidad en el cine, con la película El Extraño amor de Martha Ivers ( 1946 ) de Lewis Milestone.
Tras pequeñas intervenciones en cintas de serie B, su primer papel protagonista lo consiguio en el film El Ídolo de barro ( 1949 ) de Mark Robson, al que le siguieron títulos como Brigada 21 ( 1951 ) de William Wyler , Cautivos del mal ( 1952 ) de Vicent Minelli, Ulisses ( 1954 ) de Mario Camerini, 20.000 Leguas de viaje submarino ( 1955 ) , El loco del pelo rojo ( 1956 ), también de Minelli, o Duelo de Titanes ( 1957 ) de John Sturges, entre muchas otras.

Fue fundador de la productora Bryna productions ( nombre de su madre ) junto a su abogado y amigo personal Sam Norton, produciendo títulos como Pacto de honor (1955) de André de Toth, Los Vikingos ( 1958 ) de Richard Fleischer , El Discípulo del Diablo ( 1959) de Guy Hamilton, Senderos de Gloria ( 1957 ) o Espartaco ( 1960 ) ambas de Stanley Hubrick.
Con Bryna, pretendía el poder controlar sus propias producciones, alejándose del austero control de los grandes estudios. Así descubrio a actrices como Elsa Martinelli, además de poder ayudar a profesionales como el realizador Edward Dmytrik o el guionista Dalton Trumbo, excluidos de Hollywood por su implicación directa con la “ caza de brujas ”, y condenados a trabajar bajo seudónimos. La mala gestión de Norton, hizo que Bryna productions estuviera a punto de ir a la quiebra. Fue una de sus épocas más amargas.

En el resto de su filmografia hay títulos excelentes como Dos semanas en otra ciudad ( 1962 ), de Vicent Minelli; Siete días de Mayo ( 1964 ) de John Frankenheimer; El día de los tramposos ( 1970 ) de Joseph L. Mankiewicz; La Furia ( 1978 ) de Brian de Palma; Cactus Jack ( 1979 ) de Hal Hedham, El Final de la cuenta atrás ( 1980 ) de Don Taylor; La Fuga de Eddie Macon ( 1983 ) de Jeff Kanew; Otra ciudad, otra ley ( 1986 ) tambien de Kanew, junto a su amigo Burt Lancaster; y Los Codiciosos ( 1994 ) de Jonathan Lynn, junto a Michael J. Fox.

También tiene títulos olvidables como El compromiso ( 1969 ) de Elia Kazan; El gran duelo ( 1971 ) de Lamont Johnson; Holocausto 2000 ( 1977 ) de Alberto de Martino; o Saturno 3 ( 1979) de Stanley Donen. Una mala tarde la tiene cualquiera.

Dirigió dos películas, Pata de Palo ( 1973 ) y Los Justicieros del Oeste ( 1975 ), de resultados más bien modestos. Su Vibrante forma de interpretar ( las malas lenguas le acusan de sobreactuar ) le valió el ser nominado al Oscar en tres ocasiones( El Ídolo de Barro, Cautivos del mal, y El loco del pelo rojo ) pero nunca logro conseguirlo, salvo que en 1996 recibió un merecido Oscar honorifico por toda su carrera.
Padre del también actor Michael Douglas, participaron juntos en la película Cosas de familia (2003) de Fred Schepisi , donde también intervino su nieto Cameron ( hijo de Michael ).

Aunque abandono el cine en 1986, no lo hizo definitivamente, ya que participo en algunos proyectos, demostrando que su talento no había disminuido con los años, sino todo lo contrario. Illusion ( 2004 ) de Michael A. Goorjian , es su ultima película.

Por todo esto y por muchas cosas más, este actor es algo más que un héroe de la pantalla, es el claro ejemplo de un actor echo a si mismo, con la única ilusión de interpretar, y de plasmar su pasión por el cine, en cada una de sus películas.

Yo cada vez que jugaba con mis amigos a ser los grandes héroes del cine, siempre escogía ser KIRK DOUGLAS.

Feliz 93 cumpleaños, Kirk
.