jueves, 16 de julio de 2009

EL CRITICAZO


OBSESIONADA

Obsessed. 2009. Director: Steve Shill, Guion: David Loughery, Música: James Dooley,

Idris Elba: Dereck, Ali Arter: Lisa, Beyonce Knowles: Sharon, Jerry O´Connell: Ben,
Bruce McGill: Joe.

Argumento:

Derek Charles es un exitoso ejecutivo, felizmente casado con su Sharon, su ex-asistente personal. Un día llega a su oficina Lisa, una sustituta que en poco tiempo demuestra su eficiencia en el trabajo. Entre Derek y Lisa se inicia una relación cordial, hasta que un día, ella se le insinuá. Tras ser rechazada, Lisa trazara un plan para conseguir a su jefe, cueste lo que cueste.

Opinión:

Thriller de segunda fila, que nos recuerda a películas como Atracción Fatal, La mano que mece la cuna o Mujer soltera blanca busca ... Steve Hill, prestigioso realizador televisivo, sabe narrar perfectamente un argumento del todo previsible, algo muy común en el cine americano. Hay que reconocer que la cinta tiene momentos interesantes, concretamente los primeros quince minutos, el resto ha estado sacado de escenas de los anteriores títulos que hemos mencionado.

Una de las cosas que más sorprenden es el personaje de la acosadora, ( muy similar al de Rebeca de Mornay en La mano que mece la cuna ) ya que descubrimos que no han habido casos anteriores de sucesos parecidos en su curriculum ( muy habitual en este tipo de filmes ) , mostrándonos una obsesión pura y dura, capaz de pasar hasta a la persona más cuerda. No se si esto fue ideado para dar originalidad al film, o porque así el argumento resultaba mas sencillo de elaborar, el caso es que funciona muy bien.

Lo que no funciona tan bien, es la presencia de Beyonce, productora ejecutiva de la película, en una interpretación muy agresiva, pareciéndose mas a una verdulera de barrio que a la esposa de un ejecutivo. Gracias a su actitud de esposa gritona, mandona y rencorosa , pierde por completo tanto la simpatía del publico como su famoso atractivo sexual . Si el objetivo del director era hacer un vehículo de lucimiento para la artista, se ha lucido , porque ha conseguido todo lo contrario, ya que yo también termine odiando a su personaje, y eso que se supone que es “ la buena” de la película . Beyonce, bonita, sigue cantando que es lo tuyo, porque a este paso te veo como la nueva Madonna del cine, con el récord de premios Razzies en tu vitrina, y sino, al tiempo.
Solo queda añadir, que tanto Idris Elba, en su papel de marido perfecto y buen jefe, como Ali Arter, inocente, picara y seductora al mismo tiempo , hacen unas interpretaciones muy correctas , descubriéndonos un par de actores con un futuro prometedor, si la industria lo permite.

Conclusión: Peliculita que no aporta nada nuevo al genero, aunque logra su objetivo de una forma muy digna. Beyonce se destaca como posible candidata a los Razzies, y Ali Arter a ser la sucesora de Sharon Stone.